El cambio constitucional en Chile como oportunidad de descentralización: de gestión top down a una bottom up


Egon Montecinos, Director del Instituto de Administración y Centro de Estudios Regionales y profesor de la Universidad Austral de Chile, compartió sus puntos de vista sobre el cambio constitucional y los gobiernos subnacionales en Chile, en el marco de la reciente convención constitucional. La actividad fue dirigida por el Secretario General del CLAD Francisco Velázquez.


El Secretario General del CLAD dio inicio a la actividad agradeciendo al Prof. Montecinos por su participación en la Webinar, así como a toda la comunidad iberoamericana conectada al evento.  Acto seguido, el conferencista procedió a diferenciar una gestión de arriba hacia abajo (top-down) como aquella sin enfoque territorial, de una de abajo hacia arriba (bottom-up), donde los organismos subnacionales sean los principales articuladores de la gestión pública. Describió la planificación en Chile como una realizada en concordancia con el primer modelo de planificación. Este es poco integral, ya que carece de participación activa de la sociedad civil, así como de articulación multinivel.

Luego, profundizó en los parámetros constitucionales que avalan dicho modelo top down: las municipalidades y regiones son definidas sin alusión alguna a “gobierno”, “autonomía”, “competencias” o “recursos”; la duración de los intendentes es de 18 meses; y el aparato burocrático está en manos de intermediarios parlamentarios, sin contrapeso de la sociedad civil. Dicha subordinación de los territorios al poder central, cimenta un bajo nivel de capacidades administrativas, estabilidad en conducción y planificación, y alta dependencia fiscal. Ejemplo de ello son los resultados de la aplicación de instrumentos de planificación local como el Plan de Desarrollo Comunal (PLADECO), donde si bien hay importancia normativa, se carece de importancia práctica, articulación, participación ciudadana y monitoreo.

A continuación, expuso el proceso de introducción de una reforma bottom up por medio del cambio constitucional en Chile. Este se dio de abajo hacia arriba, por tanto, se planteó una modificación constitucional profunda, donde la descentralización y los gobierno subnacionales, si bien se encuentran presentes, no fueron temas prioritarios en la movilización originaria.

Argumentó que, si bien este contexto inicial evidencia que la descentralización y fortalecimiento de gobiernos regionales y locales no fue movilizador del “Cambio Constitucional de Reglas del Juego”, sí habían existido reformas previas con enfoque menos centralista desde el año 2014, carentes de incentivos e impacto significativo. Por el contrario, la trayectoria centralista está arraigada en las instituciones y en la sociedad civil, y reformas como las de 2017 y 2018 contribuyen al centralismo. A su vez, la elección de Gobernadores Regionales se da de forma tardía y bajo la tutela de autoridades centrales.

No obstante, Montecinos afirmó que la transición de una gestión top down a una bottom up es posible, pero no es un cambio inmediato, ya que se carece de la motivación originaria.  Se ha de percibir al proceso constituyente como una oportunidad de corregir las anomalías del centralismo, pero para la cual es necesario consolidar el nivel regional y comunal como un espacio político de contrapeso al predominio histórico de la élite centralista, y reconocer como gobierno a las unidades subnacionales.  Concluyó que Chile no es un Estado construido preservando la diversidad territorial, y dicha trayectoria es determinante para los pasos a seguir.

El encuentro finalizó con una ronda de preguntas y respuestas, y un intercambio de ideas con el Secretario General del CLAD. El video de la presentación se encuentra disponible en el canal de YouTube del CLAD.